El Verano en Pichilemu 2020, la recomendación es dar un buen uso de la red asistencial.

Comparte esta noticia

El Hospital de nuestra Ciudad dio a conocer las medidas adoptadas para entregar la atención requerida por quienes viajan al principal balneario de la Región

Una afluencia de visitantes mayor a lo habitual se espera para este verano 2020 en el principal balneario de la Región de O’Higgins, por lo cual el Hospital de Pichilemu ya se encuentra adoptando las medidas necesarias para asegurar la atención de los miles de usuarios que llegan, quienes más que triplican la población habitual de la zona.

Es por eso que se ha realizado una programación anticipada de la campaña de verano, que va desde diciembre de este año y hasta el 6 de marzo de 2020, que implica «refuerzos tanto para el servicio de emergencia, servicio de hospitalizados, movilización y apoyo diagnóstico (laboratorio y rayos), que son puntualmente refuerzos médicos, para contar con dos médicos de turno permanentes durante el verano, a los que se suman tres médicos de turno los días sábado y domingo, que es cuando tenemos más visitas en el hospital», indicó el director del Hospital de Pichilemu, doctor Francisco Roa.

Asimismo, precisó que el refuerzo no es sólo en número «sino también en calidad de funcionarios», para lo cual se profesionaliza la urgencia con apoyo de enfermería, que permita cumplir turnos de 24 horas, y de técnicos en enfermería «para una mejor atención de los pacientes y para los eventuales traslados y/o rescates que tengamos en la comuna de Pichilemu».

El doctor Roa destacó que la importancia de fortalecer el Servicio de Urgencia radica en que «habitualmente tenemos en promedio 80 consultas diarias y en verano estas consultas llegan a superar las 200 e incluso 300 atenciones diaria, es por ello que tenemos que prepararnos, porque hay que considerar que no sólo aumentan las consultas, sino que proporcionalmente también aumenta la cantidad de pacientes graves, que normalmente son un 17% del total, se incrementan casi un 30% del total de las atenciones, lo que genera que probablemente haya más tiempo de espera en la atención, porque estamos enfocados principalmente en esos pacientes graves».

En el caso de laboratorio y rayos se extiende la jornada habitual hasta las 12 de la noche y se implementa un sistema de llamado después de esa hora, en caso de ser necesario. Normalmente el sistema de llamado es más utilizado en rayos, lo que permite evitar el traslado de pacientes a otro hospital de mayor complejidad «aunque hay que tener claro que los pacientes graves igualmente van a ser trasladados a establecimientos de mayor complejidad para su respectiva resolución», afirmó.

Respecto de la atención prehospitalaria y de rescate, el director del Hospital de Pichilemu resaltó que a través de la subdirección médica del Servicio de Salud O’Higgins se han estado realizando coordinaciones con los directores de hospitales y de salud municipal «que nos permita resolver rápidamente el rescate de pacientes en todo el secano costero, para de esta forma, SAMU pueda quedar liberado para los casos de pacientes más graves».

INSUMOS Y MEDICAMENTOS

En relación al incremento de medicamentos que se debe realizar para prestar las atenciones en la temporada veraniega, el químico farmacéutico, Luis Acevedo, indicó que en la programación que se realiza a principios de año «tratamos de estimar cual va a ser el aumento de la población en la temporada estival, considerando los antecedentes de los años anteriores. Mucho se programa a través de Cenabas y también hacemos compras anticipadas, justamente para absorber la demanda que se genera en verano, principalmente en urgencias, porque en general la demanda de crónicos se mantiene constante».

En ese sentido, Luis Acevedo entregó recomendaciones a los pacientes crónicos que acuden al balneario para que no olviden traer sus medicamentos «porque el hospital no está en condiciones de entregárselos, si bien en el caso de los pacientes de otros hospitales de la región hemos podido coordinar con sus establecimientos la entrega, porque tenemos una buena coordinación con San Fernando, Santa cruz y Rancagua, entre los colegas, los cuáles nos reintegran las terapias que se entregan, no ocurre lo mismo con los pacientes de otras regiones».

Agregó que si bien en caso de descompensaciones los pacientes pueden ser atendidos en la urgencia, no existe la posibilidad de entregar medicamentos por períodos prolongados «el mayor problema se produce generalmente con la insulina, porque no podemos entregárselas a los pacientes, ya que las estimaciones son solo para nuestros pacientes crónicos y es carísima en forma particular, pero en ese caso urgencia puede aplicar una dosis en un caso de urgencia, porque no queremos que algún paciente nuestro se quede sin una solución de salud, así que buscamos la forma de mitigar esas situaciones».

Finalmente, el doctor Roa señaló que en el caso de los insumos de enfermería se realizaron compras anticipadas durante los meses de octubre y noviembre para responder a las necesidades de los pacientes «sin duda la mayor inversión es en recursos humanos, pero hemos tenido un aumento progresivo en los últimos dos años, a objeto de entregar la mejor atención, contando con la capacidad técnica y de personal para responder a los distintos requerimientos».

Comentarios de Facebook